Siempre me dijeron que los chicos con algo de sobrepeso eran los mejores. No se donde leí que un hombre sin panza es como un cielo sin estrellas (creo que fue en Facebook o Twitter) y la verdad tienen razón ¿Sales con un chico gordito? ¡Eres afortunada por estas razones!

Te sentirás muy bien con tu cuerpo

Esto es obvio, pues si no tienes cuerpo de modelo, te sentirás muy bien al salir con un chico gordito. Tu sobrepeso, ¡no se notará!

Quizá te interese: Las 6 desventajas de ser una mujer flaca

Es muy gracioso

Como el gordito no es de cuerpo privilegiado, le queda un solo recurso: tener sentido del humor. Por experiencia puedo decirte que son los más graciosos del mundo, ¡y eso es muy bueno!

Es muy seguro de sí mismo

Al tener unos kilos de más, un hombre gordito necesita tener la autoestima elevada para evitar sentirse mal consigo mismo. Como tuvo que luchar con muchas cosas negativas a lo largo de su vida, esto le proporcionó una gran presencia de ánimo lo cual se tradujo en una fuerza interior increíble.

Le encanta cocinar

¡Y si! Al gordito le encanta cocinar ¡y lo hace muy bien!

Nunca te juzgarán por cómo eres

Un hombre con sobrepeso nunca juzgará tu cuerpo porque sabe lo que se siente que te digan cosas malas sobre cómo te ves (recuerda que toda su vida sufrió por eso)

Siempre logran lo que se proponen

Si el gordito se propone algo no dejará de intentarlo hasta conseguirlo. Un claro ejemplo lo podemos ver en todo lo que hizo para lograr conquistarte.

No te pierdas: Cómo es visto el sobrepeso en la sociedad: ella fotografió a los transeúntes a su alrededor y lo que descubrió la sorprendió por completo

Al salir con un chico gordito puedes considerarte muy afortunada porque tendrás más cosas positivas que negativas y, lo mejor de todo, un amor increíble. Verás que no te arrepentirás.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.