La mayoría de las mujeres morimos por los tacones. Es increíble ver lo mucho que nos gustan y que los usamos a pesar de lo mucho que duelen, al punto de que a veces se necesita un baño de hielo de una hora sólo para recuperarse.

Y sin embargo, es difícil deshacernos de los zapatos de tacón alto por completo: pues te alargan las piernas, hacen que las pantorrillas se vean mejor, y también hay algo especial sobre el sonido de tus propios pies resonando contra una superficie dura.

Para evitar las desventajas y sólo disfrutar los beneficios te mostramos Los mejores trucos para que puedas aguantar los tacones altos. ¡Toma nota!

Tal vez te pueda interesar: Mira cómo un look de payaso te puede hacer lucir hermosa en pocos minutos

1. Utiliza plantillas de gel

Las plantillas de gel resuelven un montón de problemas con respecto al desgaste del tacón. Por un lado, pueden evitar que los dedos del pie rocen con el zapato y de ese modo evitar las ampollas.

Si tus pies están constantemente deslizandose hacia adelante en tus zapatos, hay incluso un colchón diseñado para sostener la bola de tu pie en su lugar. Las inserciones de gel se adhieren a tus plantillas de zapatos bien pero también son fáciles de cambiar entre ellos. Las indicaciones del producto asesoran que deberíamos reemplazarlas cada seis meses, o cuando se empiezan a romper.

2. Cambia tu forma de caminar

No tienes que ser un fan de American Next Top Model para saber que cuando se trata de caminar en tacones, Tyra realmente sabe lo que está hablando.

Algunas de sus normas:

  • Ten en cuenta que no estás en un paseo casual en zapatillas de deporte y que la postura es esencial para la adición de flujo a tu paso.
  • La forma correcta de caminar con tacones implica mantener la cabeza y la columna vertebral recta, como si estuvieras siendo arrastrada por una cadena.
  • Al caminar, usa tus caderas para cambiar y levantar las piernas al centro con cada paso que das. Sus pasos deben parecerse más a un rebote de luz.
  • Cambiar tu modo de andar te ayudará a reajustar el centro de tu cuerpo de la gravedad y encontrar el equilibrio. Seguramente todavía no se siente como si estuvieras caminando en las nubes, pero este método por lo menos hará que los tacones sean más fáciles de llevar.

3. Toma descansos regulares

Se recomienda que el uso de tacones no debe exceder de más de dos días seguidos, con un mínimo de descanso de un día en el medio. Si deseas seguir caminando cuatro pulgadas de la tierra, hay que darle tiempo a tus pies para recuperarse.

4. Estira los Zapatos

Cuando se trata de los tacones demasiado apretados que ya posees, tienes un par de opciones. Puedes llevarlos a un zapatero que los estire, o también puedes invertir en una camilla de zapatos de tacones (para estirar tú misma los tacones).

Con estos trucos ya no tendrás que preocuparte más por caminar con tus tacones. ¡Atrévete a ponerlos en práctica! Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.