La policía está investigando una red social Rusa acusada de una locura extrema: no creerás por qué pagan en esta página de Internet. Aparentemente ellos premian a las mejores selfies tomadas con gente muerta. ¡Así es! Pagan a la gente para que les lleve fotos sacadas con difuntos. La red rusa se llama VK y es parecida a la red social más famosa, Facebook y ha llegado a pagar entre 1000 y 5000 por la mejor foto hecha en esas condiciones.

Como dice el dicho “por la plata baila el mono” y no hay valores que valgan. Por plata la gente hace ese tipo de cosas que viola la ética y la moral y buenas costumbres de una sociedad.

Para participar y estar entre los que pueden llegar a ganar esa plata, hay  reglas que seguir y la principal es que en la foto debes salir sonriendo al lado del difunto.

Recomendado para ti: Los “sueños de visita” suelen ser claros, vívidos e intensos y tienen características comunes

La página cuenta con más de 500 seguidores y eso ha llamado la atención de la policía. El morbo de la gente es realmente sorprendente sin dudas.

La policía aún investiga a los administradores de esta red social para poder presentar cargos contra ellos.

 

Es insólito lo que la gente es capaz de hacer por un poco de dinero. Ya no respetan ni el dolor de los demás.

La gente está cada vez menos sensible y ya nada importa con tal de aparecer.

Todo vale con tal de estar en las redes sociales. La privacidad dejo de ser privada y el dinero es el soberano que todo sabe y todo manda.

La gente se saca fotos junto a los cuerpos y también junto a los ataúdes pero siempre con una sonrisa. Ni parece que es un momento de dolor.

Hay más osados que se burlan de las personas que pasaron a mejor vida.

Sin dudas estamos frente a una inversión de valores que empeora cada día. ¿Qué opinas sobre estas fotos? ¿Podrías hacer algo así por dinero? ¡Coméntennos! ¿Te animas a compartir a estos locos?

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.