Recuerda siempre lo afortunada y bendecida que eres por el simple hecho de ser madre, así que cuando te sientas estresada o triste sencillamente mira a tu alrededor y piensa en que tienes unos hijos maravillosos y que son un regalo de Dios.

Ellos son relativamente como una “esponja”, que lo absorben todo, así que no dejes que aprendan ese mal genio de ti.

Si quieres afrontar esos momentos de estrés y desesperación, no dejes de leer estas 9 grandes verdades que toda madre debe saber. Quizás encuentres una solución en ellas y así eres un poco más feliz al lado de tus bellos hijos.

1. Mientras nosotros intentamos enseñarle a nuestros hijos acerca de la vida, nuestros hijos nos estarán enseñando a nosotros de qué trata la vida

La relación entre madre e hijo es una relación de constante enseñanza entre ambas partes. Es genial ver cómo van creciendo y la energía que irradian, realmente con cada acto nos enseñan cosas. Así que vamos a disfrutar de ellos y nos encantará ser su alumna favorita.

2. Cuando tus hijos crezcan, quizá hayan olvidado lo que les has dicho, pero ellos no olvidarán cómo los hiciste sentir

Realmente las palabras se las lleva el viento y lo que ellos más valorarán son los momentos que vivieron a tu lado, por eso es necesario demostrarle el amor que sientes a cada instante y verás como esa semilla dará buenos frutos a su tiempo.

Quizás también te puede interesar:  Frases Que Todas Las Madres Dijeron En Algún Momento

3. Aspira a inspirar antes de expirar

Debemos enfocarnos en dar lo mejor a nuestros hijos, ser madre es una difícil tarea pero si damos todo por su bienestar te aseguro que la satisfacción final será grandiosa.

4. La imperfección es hermosa

Recuerda que en este mundo nadie es perfecto, tus hijos te aman tal y como eres, con tus defectos y con tus virtudes. Y te ven como la mujer más bella del planeta.

5. Sonríe y se feliz

Con una sonrisa destruyes cualquier momento desagradable y estresante, así que ¡sonríe! Y disfruta al máximo de tus hijos, recuerda que el tiempo pasa rápido.

6. Ser padres no es una práctica: es una experiencia de la que aprendes día a día

En la vida hay experiencias de las cuales podemos aprender cada día, recuerda que no existe un manual de cómo ser padres perfectos. Así que si cometiste un error aprende de ellos, total somos humanos e imperfectos.

Te recomendamos leer  6 Pequeñas Cosas Que Te Harán Disfrutar Más De Ser Madre (¡La 4 Tienes Que Probarla!)

7. Lo más hermoso del mundo es ver a tus padres sonreír, y lo segundo más hermoso es saber que tú eres la razón detrás de esa sonrisa

Tus hijos se merecen verte sonreír cada día. Debes esmerarte que tu sonrisa sea lo que más recuerden en el día, te aseguro que ellos amarán verte reír.

8. Cree en ti. Tú sabes mucho más de lo que crees

Recuerda que en tus manos está el futuro de tu hijo, así que deja atrás el estrés y trata de vivir alegremente y poder disfrutar de esta gran etapa de la vida como lo es ser madre.

9. Voy a sonreír. Porque yo me lo merezco.

¡En lo absoluto! Te mereces lo mejor por ser madre entonces ¡no dejes que la rutina y los problemas te estresen!

Una gran bendición es ser madre así que no dejes que el estrés te arrope en un mundo de amargura. Siempre los problemas existirán pero trata de que sean pequeños delante del amor, la felicidad y la unión familiar.

¡Disfruta de tus hijos, de la vida y de todo lo que te rodea!

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.