Tu vulva y tu vagina son autosuficientes, pero existen muchas cosas que pueden lograr afectar tu salud y ¿porque no?… su felicidad. Así que para asegurarnos de que estás cuidando de la mejor forma se tomó la experiencia de unos ginecólogos sobre el tema. Te mostramos 16 malos hábitos que tienes que abandonar por el bien de tus partes íntimas.

También te puede interesar: Cada cuánto y cómo lavar tu melena: lo estás haciendo mal

16 malos hábitos que debes abandonar ¡Por el bien de tus partes íntimas!

1. Limpiar el interior de tu vagina:

La vagina es como un gato ¡ella se limpia sola!, esto es gracias al trabajo de los lactobacillus.

2. No limpiar tu vulva, esta si debe ser lavada:

A diferencia de la vagina esta pertenece al órgano sexual externo por lo que si requiere de tu ayuda para estar higiénico.

3. Lavar tu zona íntima con jabón perfumado:

Si no tienes el jabón ideal para tu vulva lo mejor es utilizar solamente agua.

4. Rascarte constantemente abajo sin buscar la raíz del problema:

Existe diversas razones para que la vulva tenga comezon, lo mejor es identificar el problema.

5. Relajarte con tu ropa del gimnasio recién sudada:

Las infecciones por hongos se da porque tu zona permanece en ambientes húmedo y a altas temperaturas.

6. Pasar la vida autodiagnosticando y automedicando diversas infecciones:

Es cierto que una infección vaginal puede ser tratada sin visitar al médico, pero tampoco lo hagas una rutina.

7. Utilizar de manera inadecuada el papel de baño:

NUNCA LIMPIES DE ATRÁS HACIA ADELANTE, esto va a arrastrar materia fecal lo que se convertirá después en una severa infección.

8. Si practicas la penetración deberías tomar el tiempo necesario para lubricar:

Una vagina seca es igual a una vagina incómoda, irritada o herida de gravedad.

9. No utilizar el lubricante necesario cuando se amerita:

No es malo si utilizas lubricante cuando tienes resequedad vaginal o simplemente porque necesitas de lubricación extra.

10. Probar todo lo que está de “moda” con tu vagina:

Todas las modas vaginales son innecesarias y muy dañinas.

11. No hacer Kegels:

Estos son ejercicios que fortalecen tu suelo pélvico, esto es ideal para no sufrir de incontinencia.

12. No practicar los chequeos correspondientes:

No siempre se sabe con certeza cuándo hay algún problema con tu vagina. Las ETS no tienen previo aviso.

13. No cambiar tus máquinas con frecuencia:

Tu máquina de afeitar no va a lastimar tu vagina pero si puede irritarla.

14. No seguir las reglas de depilación con cera:

Para evitar la irritación es recomendable exfoliarla con una toalla húmeda y tibia.

15. No hacer las preguntas suficientes a tu ginecólogo:

La mayoría de los problemas pueden ser solucionados si haces las preguntas respectivas a tu ginecólogo.

16. Creer que tu compañera debe tener apariencia:

Creerse menos atractivas por su vulva es lo peor que puedes pensar.

¿Qué otros errores son comunes entre mujeres que afectan las partes íntimas de cada una?

Original

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.